Está en: Encanto Rural » Artículos

[Volver]

Cascada Chorro de la Meancera

19 de Diciembre 2011 Autor: Genaro Gallego Piñero
Cascada Chorro de la Meancera
Cascada Chorro de la MeanceraCascada Chorro de la MeanceraCascada Chorro de la Meancera

CHORRO DE LA MEANCERA
Sin lugar a dudas la verticalidad de esta cascada de unos 80 Mts. de altura la hacen espectacular, se encuentra en la Localidad del Gasco, alquería perteneciente al municipio de Nuñomoral, en el valle del Malvellido, valle más estrecho habitado de Europa.
El Chorro de la Meancera, junto con la visita a esta preciosa Alquería, sin duda bien merece la pena dedicarle un día de nuestra estancia en Hurdes, dejaremos el coche en el “volvedero” (por aquí se llama así a las zonas habilitadas para que un coche o vehículo más grande, de la vuelta) dónde encontraremos una señal que nos indica el itinerario, muy bien marcado y señalado,
El cartel pone que se realiza el camino en 20 minutos y aunque se puede hacer en este tiempo, nosotros recomendamos que se dedique mucho más tiempo, empapándose de las Hurdes en estado puro.
“Si en todos lados el hombre es hijo de la tierra, en Hurdes la tierra es hija del hombre” frase de Miguel de Unamuno, que quiere homenajear a aquellos que de esta comarca dura y pétrea, a base de esfuerzo, sudor y sufrimiento lucharon con las adversidades del terreno, para construirse su propia tierra de cultivo con la que mantener a sus familias, la vereda discurre por un entramados de pequeños huertos que da fe de ello.
Contemplar esa columna de agua caer hasta chocar con la dura piedra pizarrosa, nos dejará boquiabiertos, estupefactos y sorprendidos, pues hasta no estar encima de ella no oiremos el estruendo, que sale despedido hacia la otra parte del valle. Hay veces en invierno cuando hace mucho fría que se congela creando un tubo de hielo y dónde el agua circula por su interior, otras como el día que los visitamos para hacer las fotos dónde mostrároslo, que el viento bate el agua que se congela al chocar con las piedras, creando formas irregulares e irrepetibles.
De bajada encontraremos un merendero, que bien merece una parada y un tente en pié, recuperadas las fuerzas, recomendamos visitar el centro de interpretación de la casa hurdana y pasear por la zona de los corrales, autentica maravilla arquitectónica a base de piedra y pizarra.
Tenemos un bar en la localidad por si queremos tomar algo y un par de artesanos que nos ofrecerán sus productos, sencillos pero hechos con cariño, paciencia y sin duda bellos.

¿Qué te ha parecido este artículo?

5.0 / 5  (5 puntos, 1 voto)
Autor: Genaro Gallego Piñero (más artículos)

Propietario de: